Archivo de la categoría: Reportaje

Éxodo: el rostro de los desplazados por el conflicto en Siria. Reportaje especial de Carlos Loret .

Resultado de imagen para foto de exodo loret

 

En Junio de 2014 surgió el Estado Islámico, en tan sólo un año ocupó medio Siria y un tercio de Irak.

Un reportaje de las dificultades que pasan los desplazados de la guerra en Siria. No sólo se enfrentan con el problema de dejar su casa. Encontrar y hacer un nuevo hogar es un reto.

Miles de personas huyen de sus hogares en Siria hacia Europa debido a los diversos conflictos del país, entre los que se cuenta una guerra civil (el conflicto más violento desde la Segunda Guerra Mundial) y el avance del Daesh o Estado Islámico (ISIS). Carlos Loret de mola y su equipo especial presentan Éxodo, un reportaje especial que pone rostros a los desplazados.

“México vive una normalización y pasividad ciudadana ante la violencia”: Schedler

Andreas Schedler, investigador del CIDE

Por Carlos Álvarez Acevedo.

“La situación mexicana puede ser calificada como atroz”, dice el investigador del CIDE, Andreas Schedler, sobre el número de muertos generados por la narco guerra, más que los contabilizados en sucesos bélicos de este y del siglo pasado. Aparte del Estado fallido, el doctor en Ciencia Política ve una democracia fallida donde los ciudadanos pierden oportunidades, “llevamos 20 años en guerra y 20 años en democracia, y no hemos tenido ninguna elección general que realmente haya tematizado la violencia del crimen organizado. Es un fracaso compartido entre la ciudadanía y la sociedad política”, argumenta

 

Los mexicanos “se escandalizan mucho” por las víctimas de las guerras civiles en otros países, pero si se comparan esas cifras con las que México ha sufrido en su combate contra la delincuencia criminal organizada, la llamada “narco guerra”, nuestro país lleva más muertos que la mayoría de estos sucesos bélicos, incluyendo todos los del Siglo XX y los del XXI, por lo que la situación mexicana puede ser calificada como “atroz”, dijo en entrevista para ZETA, el profesor e investigador de la División de Estudios Políticos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), Andreas Schedler. “Tenemos problemas de organización y participación ciudadana en todos los ámbitos, de la resistencia armada a la resistencia civil, las asociaciones de víctimas, sobre todo. Hay todo un campo de acción ciudadana que está bastante huérfana. Yo digo que aparte del Estado fallido del que siempre hablamos, también tenemos una democracia fallida, en donde los ciudadanos estamos desaprovechando muchas oportunidades”, opinó Schedler. El profesor es autor del libro “En la niebla de la guerra. Los ciudadanos ante la violencia criminal organizada” (CIDE. 2015), basado en datos de la Encuesta Nacional de Violencia Organizada, texto en el que resalta la “capacidad asombrosa del Estado para negar la violencia”, pero también cómo los ciudadanos toman con “ligereza” las miles y miles de muertes, “sin preguntar, con una gran ingenuidad”. En su texto, Schedler asegura que “en las últimas dos décadas del Siglo XX, México transitó lenta y pacíficamente hacia la democracia. En la primera década del Siglo XXI, se deslizó vertiginosamente hacia la guerra civil”. En su libro, el investigador del CIDE señala que ahí donde se pueden ejercer los derechos políticos y las libertades civiles, donde se puede votar entre opciones diversas, es fundamental “militar en partidos y asociaciones civiles, echarse a la calle y levantar la voz”, por lo que se dijo convencido de que los ciudadanos mexicanos “no han levantado suficientemente la voz”. Además, señaló, los ciudadanos cuentan con varias vías para influir, pero a pesar de ese “rosario de bellas posibilidades”, salvo contra ejemplos virtuosos y vistosos, lo que vivimos es “la normalización y pasividad ciudadana ante la violencia”. El doctor en Ciencia Política por la Universidad de Viena habló con el semanario  ZETA de tijuana, de dos “olas” de movilización que han sido “muy importantes” en México, dramáticas y de mucho impacto, pero que luego se “desdibujaron” muy rápido: la primera, las marchas y caravanas encabezadas por el poeta Javier Sicilia en 2011; después, la movilización nacional ocurrida tras el suceso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014. “Estos movimientos han sido importantes, pero han sido tan limitados como muchos otros, porque los movimientos son cíclicos, y si no buscan aliados en las instituciones, tienden a debilitarse, a desmovilizarse y a caer otra vez en la apatía. Es algo que hemos visto. Y uno de los problemas mayores que han sufrido ambas movilizaciones, ha sido su distancia tajante con el mundo de los partidos”, aseguró Andreas Schedler. “Criticamos mucho a los políticos, y me parece muy bien, muy acertado, pero tampoco hay que dejarlos morir solos. Si mantenemos un discurso anti político, anti partidos, que no queremos tener nada que ver ellos, éstos terminan con mucha libertad, sin un contexto de exigencia, y terminan desentendiéndose del problema”, lamentó. El profesor del CIDE, cuyos temas recurrentes de investigación son el autoritarismo electoral y la democratización de las elecciones en países en desarrollo, recordó que “llevamos 20 años en guerra y 20 años en democracia, y no hemos tenido ninguna elección general que realmente haya tematizado la violencia del crimen organizado. Es un fracaso compartido entre la ciudadanía y la sociedad política”. De igual manera, en México ya no estamos en los tiempos de la “dictadura perfecta”,  hemos transitado de una “autocracia electoral a una democracia electoral”, expuso Schedler, cuyos artículos han sido publicados en revistas internacionales como el Comparative Political Studies, Perspectives on Politics, Journal of Democracy, European Journal of Political Research, Party Politics, Journal of Political Philosophy y la Political Research Quarterly. “México ha sido desde la transición del año 2000, una democracia normal en comparación con varias democracias violentas de América Latina, aunque deficiente y decepcionante, pero mi confianza en el núcleo democrático ya está muy dañada. La violencia criminal nos ha llevado a una situación en donde las libertades mismas de la democracia están en juego en muchas partes del país. Los asesinatos de activistas sociales, de reporteros, de candidatos, de representantes de partidos y hasta de curas, impacta en muchos lados de lo que es el centro de la democracia, el espacio público, hasta las elecciones, la vida política partidaria y la sociedad civil”, destacó el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI III). “Seguimos sosteniéndonos frágilmente sobre mínimos democráticos, pero sí los veo muy dañados, muy amenazados”, y a pesar de ello, no observa en los cárteles un proyecto político, y dice que el fin del crimen organizado “no es tomar el poder” Según el vicepresidente de la Comisión de Conceptos y Métodos de la Asociación Internacional de Ciencia Política (IPSA, por sus siglas en inglés), aunque estamos en una “democracia en guerra civil” que se diferencia de las clásicas rebeliones de los guerrilleros revolucionarios, que son más idealistas, en su libro relata cuatro insuficiencias del Estado: su debilidad institucional, la colusión de funcionarios con el crimen, el abuso de poder y la “indiferencia hacia las víctimas”, con “un sistema político cuyo régimen cumple con los mínimos democráticos, mientras su Estado no es capaz de contener la organización y el ejercicio de la violencia privada. “De parte de la ciudadanía no veo un peligro de rebelión contra el Estado y sus gobernantes. Veo más bien tendencias al retraimiento privado, en poner distancia entre la vida privada y la vida pública, a refugiarse en una mezcla de olvido e indiferencia y espanto, de que la violencia no le alcance a uno. Creo que la ciudadanía tiene más la tendencia a nadar de muertito que a organizarse en rebeliones armadas”, consideró el investigador del SNI III. Uno de los puntos nodales del libro es “la ligereza con la que descontamos miles y miles de vidas, miles y miles de muertes, sin preguntar. Con una gran ingenuidad”, declaró Schedler en otra entrevista reciente. “Los seres humanos no somos capaces de sentir dolor por 100 mil muertos, tenemos emociones de cercanía. Con cifras anónimas no asociamos nada”, finalizó.

 

 

Gobernador de Jalisco derrocha 1.5 mdp en los 15 de su hija; le trae DJ español

Aristóteles Sandoval Díaz, gobernador de Jalisco. Foto: Héctor Castañeda

GUADALAJARA, Jal. (apro).- El gobernador Aristóteles Sandoval Díaz subió a la plataforma #3de3, el pasado jueves 7, su declaración patrimonial, fiscal y de interés. Ese día reportó un patrimonio de 5 millones de pesos, que en unos cuantos días se habría reducido a 3.5 millones por el desembolso de 1.5 millones que hizo para la fiesta de 15 años de una de sus hijas, el pasado fin de semana.

De acuerdo con información difundida en la página Fisgón Político, Sandoval y su familia convocaron a una reunión para conmemorar los 15 años de Giovanna, y para amenizar el evento fue contratado el DJ y cantante español Juan Magan, quien supuestamente cobra 986 mil pesos por cada presentación.

Según los datos del portal, Magan –traído desde España– se hospedó por tres días en la suite Ambassador del Hotel Presidente Intercontinental. Tan sólo por la estancia del cantante, el gobernador pagó 53 mil pesos (999 dólares por noche).

Al evento fueron convocados 700 invitados, a cada uno de los cuales se les pidió el celular antes de ingresar, con la idea de que ninguno pudiera tomar fotos y mucho menos filtrarlas a las redes sociales… Pero algo salió mal.

La información de Fisgón Político detalla que por la renta del salón “Benavento”, donde se realizó la fiesta, el gobernador gastó 322 mil pesos, tomando en cuenta que por el servicio para cada invitado se pagaron alrededor de 460 pesos.

La columna Cúpula del diario Mural de Guadalajara, del pasado lunes 11, también hizo referencia al evento: “Una fiesta espectacular fue la que organizó el gobernador Aristóteles Sandoval a su hija”. Cuentan los asistentes que la fiesta fue amenizada por Juan Magan, cantante y compositor del género urbano que está muy de moda entre los jóvenes, apuntó el diario.

“Pero la seguridad en el evento fue considerada como muy estricta por los invitados. Los muchachos se quedaron con ganas de tomarse selfies, pues les prohibieron entrar con sus teléfonos celulares”, sostuvo.

Mural destacó que cada asistente recibió una alarma con vibración para llamarlos a la puerta de ingreso cada que timbraba su celular.

“Además, las invitaciones incluían una pulsera (de identificación) para entrar a la fiesta y antes había que registrar la asistencia por internet para evitar que los muchachos transfirieran su pase a alguien no convidado”.

Por las fotos disponibles en internet se deduce que el DJ (Magan) estuvo en Jalisco entre el 9 y 10 de abril, que en efecto se hospedó en el referido hotel y que viajó a esta capital acompañado de un elenco de tres de sus bailarinas.

En las imágenes se observa a Magan con un joven de nombre Francisco Guzmán, quien usó la plataforma de Instagram para poner en la red la fotografía que se tomó con el artista español. En otra foto aparecen dos jovencitas junto al famoso DJ, pero desde las propias redes sociales los involucrados aclaran que nunca asistieron al referido convite y exigieron a Fisgón Políticoque baje las imágenes de su portal.

A través de un video, el mismo cantante agradece a sus seguidores y dice que estará en Guadalajara el sábado 30, pero nunca hace referencia a la fiesta de 15 años de Giovanna.

Hasta esta tarde el gobierno de Jalisco no había hecho ningún pronunciamiento sobre el evento. Pero el escándalo detonó después de que Sandoval Díaz dijo que se había sumado a la plataforma #3de3, donde dio a conocer los detalles de su fortuna y sus bienes.

En esa plataforma aseguró que cuenta con un patrimonio de 5 millones de pesos, motivo por el cual el diario Página 24 especula ahora sobre la posibilidad de que el mandatario se habría gastado una buena parte de su fortuna en la organización de la fiesta para su hija Giovanna, y por arte de magia, dice, el patrimonio del gobernador se redujo en 50%.

Al inicio de su gestión, en 2013, Sandoval dijo ante el notario Samuel Fernández Ávila que tenía una fortuna de 10 millones de pesos entre bienes, propiedades y cuentas bancarias. Tres años después cambió los datos, y ahora, en la referida plataforma #3de3, admite que sólo tiene 5 millones, según documentó Proceso.

Lo cierto es que la polémica desatada en torno a la fiesta de su hija va en contrasentido de las sugerencias que el gobernador ha hecho a sus propios colaboradores desde que ocupó la alcaldía de esta capital, en el periodo 2009-2012.

Desde entonces la administración municipal pidió a los colaboradores de Sandoval Díaz cuidar la imagen del alcalde y ser discretos en los festejos de cumpleaños y aniversarios. También solicitó a los funcionarios ser “prudentes” ante los medios de comunicación y no cometer imprudencias en las redes sociales, pero sobre todo no usar esas herramientas (de internet) en horas de trabajo, según dio a conocer Proceso el 26 de febrero de 2011.

La sugerencia fue planteada en un oficio que después se conoció como “Código de Ética Profesional” de los funcionarios de Guadalajara, presentado a los colaboradores de Jorge Aristóteles por su secretario particular, Nezahualcóyotl Ornelas Plascencia, que ahora ocupa el cargo de jefe de Gabinete.

Ese puesto fue ocupado por Alberto Lamas Flores, recordado por repartir más de 360 millones de pesos entre los medios y periodistas que “brindaban” protección a Jorge Aristóteles Sandoval, pero también por censurar a empresas o periodistas que cuestionaban los errores del mandatario.

A Ornelas Plascencia y a Lamas Flores les tocó enfrentar en noviembre de 2010 otro escándalo en los medios de comunicación, cuando (en Guadalajara) se filtraron a la prensa fotografías del alcalde acompañado de la regidora priista Gloria Judith Rojas Maldonado, en momentos en que ambos realizaban un viaje a la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos, dentro de los horarios de trabajo.

Actualmente Rojas Maldonado se desempeña como delegada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en Jalisco.

El infierno en San Fernando: 5 años

La pesadilla tras descubrirse las fosas de San Fernando, aún no termina

SanFernando-funeraria-marcela turati02
A finales de marzo de 2011, el guanajuatense Raúl Arreola Huaracha fue obligado a bajarse del autobús que lo llevaba a la frontera con Estados Unidos, en un retén instalado por Los Zetas en San Fernando, Tamaulipas. No se supo más de él. Pero como tenía también ciudadanía americana y sus hijos lo esperaban en Estados Unidos alertaron al FBI, que intervino y presionó a las autoridades mexicanas para su búsqueda.
RaulArreolaGuanajuato_1

Fotos: Ginette Riquelme/ Especial Másde72

No era el único. Otro ciudadano americano, Julio Villanueva, también fue reportado como desaparecido en el mismo sitio. También capturado por Los Zetas, en complicidad con policías municipales.

Durante los mismos días, el 25 de marzo, un representante legal de la empresa Ómnibus de México puso una denuncia ante la PGR por el secuestro de casi todos sus pasajeros a la altura de San Fernando.  No era la primera vez que ocurría: varias veces se repitió la escena de las maletas que llegaban a las terminales en los autobuses sin sus dueños. Hubo denuncias, pero todo era mantenido en secreto.

Al mismo tiempo de un campamento, donde había gente secuestrada, escaparon tres mexicanos, quienes dieron aviso a sus familias, que pidieron ayuda a un funcionario que alertó a las autoridades.

Alguna de esas razones, o los tres sucesos juntos, lograron que se activara la búsqueda que no se había hecho y que derivó en el hallazgo hace cinco años, el 1 de abril de 2011, de la primera fosa por parte de la Procuraduría General de Justicia tamaulipeca. Las semanas siguientes llegaron a 47 las fosas halladas; 193 los cuerpos.

Esa fue la cifra última del gobierno mexicano. Aunque funcionarios de Estados Unidos, policías, activistas y periodistas sabían que había más personas enterradas pero, por alguna razón aún no explicada, se dejó de excavar. La constancia de esta negligencia la recoge un cable diplomático estadounidense.

Esos días la morgue de Matamoros parecía una romería abarrotada de personas, llegadas de todo el país, que buscaban a sus seres queridos desaparecidos, Al menos 400 personas llegaron para buscar a sus familiares entre los muertos. En ese edificio tenían que hacer al menos cuatro filas que duraban horas: dos para denunciar la desaparición, dos para dejar su sangre para el cotejo genético.

El hedor traspasaba las paredes, se colaba por escuelas, negocios y casas, impregnaba la ropa, atascaba las gargantas, encogía la nariz, provocaba náuseas, obligaba a apurar el paso. En el edificio blanco donde se originaba tenía decenas de cuerpos en el piso, unos sobre otros, que esperan su turno para la autopsia.

Algunos, como los familiares de Arreola Huaracha, encontraron  pronta respuesta y pudieron llevarse el cuerpo a casa: era el hombre con tatuaje de un perro. La asesoría del FBI fue efectiva.

En el estacionamiento un tráiler, de esos que podrían transportar frutas, servía como depósito para otras decenas de cadáveres envueltos en bolsas de basura y amortajados con cinta adhesiva que llevan escrito el lugar de su hallazgo. Carrozas fúnebres llegaban cada tanto con otros cuerpos recién desenterrados.

Las personas que buscaban a los suyos entre esos cuerpos veía con angustia a los forenses enfundados en trajes quirúrgicos blancos, mientras bajaban del tráiler las bolsas de basura con forma humana hasta depositarlas en el piso del Servicio Médico Forense o que, en sentido contrario, sacaban otros para subirlos al contenedor, como si fueran cajas de fruta.

También observaron desesperados cómo el tráiler se llevaba los cuerpos: luego supieron que tendrían que seguirles la pista hasta la ciudad de México. Un funcionario había dado la orden de dispersar los cadáveres.

Lo que hoy se sabe es que el gobierno de Tamaulipas quería evadir el escándalo y estaba preocupado por la llegada de la Semana Santa y el ahuyentamiento del turismo.
Esto se sabe gracias a los documentos desclasificados en Estados Unidos por la organización National Security Archive.

Uno de los padres desesperados era el paramédico Arturo Román, padre de Josué Axel y Natanael Arturo, cuyos hijos habían desaparecido desde el 25 de agosto de 2010, cuando regresaban de comprar ropa en McAllen.

En ese momento 120 cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense de la Ciudad de México. La explicación que dieron las autoridades es que las morgues tamaulipecas habían resultado insuficientes. Pero el traslado se hizo con una lógica:“los cuerpos están siendo separados (en grupos) para que la cifra total sea menos obvia y, así, menos alarmante (…) ayuda a restar visibilidad a la tragedia”.

Siete cadáveres tenían más posibilidades que el resto de ser identificados ya que entre sus pertenencias fueron hallados documentos de identidad, como credenciales de elector, una CURP y un boleto de pasajero. Sólo faltaba rastrar a las familias y reconfirmar su identidad mediante pruebas de ADN. Sin embargo, sus familias no lo supieron. Hasta enero de 2016 obtuvieron los restos.

En la Ciudad de México, la mayoría de los cuerpos fueron depositados en el Panteón de Dolores, de donde fueron sacados conforme el ADN daba positivo y las autoridades hacían el esfuerzo por rastrear a sus familiares. Algunos, cuando encontraron, en vez de cuerpos recibieron cenizas. No saben si sus hijos son los que les entregaron.

Los cuerpos restantes se quedaron en Tamaulipas. Se desconoce con qué criterio se hizo esa selección que provocó que estos tuvieran menos oportunidades de ser encontrados. La mayoría terminó en la fosa común de Ciudad Victoria, capital del estado.

Hasta el 4 de septiembre de 2013, sólo 54 de los 120 cadáveres trasladados a la Ciudad de México habían sido identificados y entregados a sus familiares; en Tamaulipas, en tanto, sólo 8 de los 73 cuerpos que quedaron en custodia. Ese día la PGR firmó con el Equipo Argentino de Antropología Forense y organizaciones de búsqueda de personas desaparecidas migrantes de Guatemala, El Salvador, Honduras así como mexicanas, un convenio forense que permitía a estos peritos independientes coadyuvar para identificar los cuerpos no identificados que habían sido asesinados en las masacres de los 72 migrantes (del 2010), las fosas de San Fernando (2011) y  Cadereyta, Nuevo León (2012).

A partir de entonces, 41 cuerpos han podido ser identificados y regresados a sus familiares (32 de las fosas de San Fernando).  Desde ese momento quedaron al descubierto las fallas periciales cometidas por las procuradurías tamaulipeca y general de la República.

La PGR no ha atendido a las peticiones de entrevista que desde el año pasado se le ha solicitado para conocer los resultados de la Comisión Forense.

Hinojosa Cantú, el “donador” de la Casa Blanca esconde 100 mdd en negocios fantasmas

Hinojosa Cantú, el “donador” de la Casa Blanca esconde 100 mdd en negocios fantasmas

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- En julio pasado, mientras el escándalo de la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto y Angélica Rivera seguía generando primeras planas en la prensa, en las oficinas del discreto despacho D’Orleans & Bourbon Associates en Miami y en esta capital, se armó en apenas diez días una compleja estructura de sociedades internacionales a favor de Juan Armando Hinojosa Cantú, el empresario favorito del presidente de México.

El despacho panameño Mossack Fonseca, una de las cinco firmas más grandes del mundo especializada en la creación de empresas offshore, participó en el diseño del entramado internacional que consistió en la creación de sociedades británicas, integradas por fundaciones holandesas y fideicomisos neozelandeses.

su objetivo: gestionar a través de esta red offshore más de 100 millones de dólares en activos financieros que Juan Armando Hinojosa Cantú posee en distintas instituciones bancarias del planeta, y que le darían un rendimiento de cinco por ciento anual.

Los despachos tenían claro que esa cantidad sólo representaba una “pequeña parte” del patrimonio del contratista tamaulipeco, quien construyó la llamada Casa Blanca de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, valuada en siete millones de dólares.

Los operadores financieros consideraban que sería una primera etapa en el camino que, en el futuro, les llevaría a administrar la fortuna de Hinojosa Cantú. Con ello, esperaban poner otro pie en el club exclusivo de los ultrarricos de México.

La fortuna del empresario creció del erario y se disparó desde 2005 al amparo de los gobiernos de Enrique Peña Nieto. En la administración mexiquense y posteriormente en la Presidencia de la República, el actual mandatario otorgó alrededor de 60 mil millones de pesos en contratos de obra pública a las empresas de Hinojosa Cantú –Grupo Higa, Grupo Eolo y Constructora Teya, entre otras—, de acuerdo con investigaciones del reportero Arturo Rodríguez García, publicadas en la ediciones 1984,1985 y 1986 del semanario Proceso.

El nombre de Hinojosa Cantú está escondido en las estructuras que elaboraron esos despachos. Apenas aparecen los nombres de dos ancianas: Dora Patricia Cantú Moreno y María Teresa Cubria Cavazos, –85 y 82 años, respectivamente–. Ambas son originarias de Reynosa, Tamaulipas; la primera es madre de Hinojosa Cantú, y la segunda, su suegra.

En el esquema financiero, el empresario y su esposa “donaron” millones de dólares a las ancianas y los recuperaron a través de un sistema de “restructuración patrimonial”. El dinero proviene de los “ahorros” que el empresario guardó en bancos internacionales a través de empresas fantasmas, a su vez establecidas en paraísos bancarios.

Cuando los empleados de Mossack Fonseca se percataron que Hinojosa Cantú estaba involucrado en el escándalo de la Casa Blanca, pidieron un esclarecimiento a D’Orleans, Bourbon & Associates, en Miami. El despacho respondió que muchos de los periódicos que señalaban la cercanía de su cliente con Peña Nieto “son propiedad de algunos rivales de negocio” de Hinojosa Cantú, como Carlos Slim, y precisó que ése era el caso del New York Times.

 

Lo anterior se desprende de los 11.5 millones de documentos internos del despacho panameño Mossack Fonseca que una fuente anónima proporcionó al diario alemán Süddeutsche Zeitung y que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) compartió con Proceso y otros 107 medios en el mundo.

Este reportaje forma parte de Panama Papers, la investigación colaborativa global que surgió a raíz de esta filtración, la mayor en la historia del periodismo.

Publicidad negativa

El primero de julio de 2015, Felipe Miguel Fernandes de Matos –asesor del despacho D’Orleans, Bourbon & Associates en Miami– envió un correo “urgente” a Olga Santini, directora de la oficina de Mossack Fonseca en Florida.

“Hemos estado trabajando con el asesor de un cliente de muy alto perfil desde hace tiempo y vemos que se nos va a designar para asistirle en la reestructuración de sus vehículos patrimoniales fuera de su país de residencia”, señaló el asesor en su correo. En piezas adjuntas, envío copias de los pasaportes de Hinojosa Cantú, su esposa María Teresa García Cubría, su madre y sus dos hijas, con la instrucción de mantener los documentos “en la mayor confidencialidad”.

Primer contacto de Fernandes con Mossack Fonseca.

La propuesta de Fernandes a Mossack Fonseca consistía en transferir los activos financieros de seis compañías de Hinojosa Cantú; cuatro en las Islas Vírgenes Británicas y dos en la isla caribeña de Nevis, abiertas por otra firma vendedora de offshore, Trident Trust.

Los destinatarios serían tres fideicomisos establecidos en Nueva Zelanda a nombre de la madre y la suegra del empresario. Luego, estos fideicomisos serían beneficiarios de fundaciones establecidas en Holanda.

Fernandes precisó que las compañías mencionadas poseían portfolios en los bancos JP Morgan, UBS, la Deutsche Bank y Mark&Spencer, por un valor estimado a aproximadamente 100 millones de dólares. Una vez realizada la transferencia de los activos Mossack Fonseca disolvería estas compañías.

 

“Esta es solamente una pequeña parte del portfolio del cliente, y vemos un alto potencial de crecimiento ya que es uno de los hombres de negocios más prominentes de México. Desafortunadamente, debido a su éxito y su alto perfil, cierto número de personas le tiene aversión y por desgracia hay muchísima publicidad negativa alrededor del cliente”, insistió Fernandes.

El 20 de marzo de 2015, Hinojosa Cantú realizó un contrato de donación a favor de su madre. En este documento le transfirió las cuentas de cheques de cinco compañías, Noble Advisors Limited, Notable Worldwide Corp., Afrika Ventures Limited, Cabbits Marketing Limited y Starbright Investments Inc. El mismo día, María Teresa García Cubría firmó un contrato similar en el que se comprometió a “donar” las cuentas de otra compañía, Provance Limited, a su madre María Teresa Cubría Cavazos.Los contratos de donación a favor de la madre y la suegra de Hinojosa Cantú.

Apenas tres días antes de la firma de los contratos de donación, la madre del empresario tamaulipeco cumplió 84 años. Y unos meses atrás, investigaciones periodísticas revelaron que a través de distintas razones sociales, Grupo Higa había construido y financiado la casa de la pareja presidencial en Las Lomas, así como la residencia de Luis Videgaray en un fraccionamiento-club de golf en Malinalco, Estado de México.

El pasado 30 de septiembre, la oficina de Mossack Fonseca en Nueva Zelanda se percató que “los resultados de cumplimiento arrojan información adversa del Sr. Hinojosa relacionados con posibles vínculos y beneficios que recibe del actual presidente de México, Enrique Peña Nieto”. Pidió explicaciones al respecto a Fernandes.

Éste reconoció que “existe efectivamente información adversa con relación al beneficiario en periódicos”, pero precisó de inmediato: “Mucho (sic) de esos periódicos son propiedad de algunos rivales de negocio como es el caso del NY Times de (Carlos) Slim”.

 

Y añadió: “Todas las acusaciones con respecto a cualquier conflicto de interés fueran (sic) investigadas y en el mes pasado (Hinojosa Cantú) fue exonerado por el secretario de la Función Pública de todas esas acusaciones”.“Mucho (sic) de esos periódicos son propiedad de algunos rivales de negocio como es el caso del NY Times de (Carlos) Slim”.

Extrema discreción

Contrario a la mayoría de los despachos de asesoría fiscal, D’Orleans, Bourbon & Associates Group mantiene un perfil de absoluta discreción. No tiene presencia en Internet, y sus documentos internos no indican ninguna dirección fiscal, aunque en su documentación interna, asegura que opera en la Ciudad de México, Ámsterdam, Lisboa, Londres, Miami y Panamá.

D’Orleans, Bourbon & Associates Corporation fue constituida en Panamá el 25 de octubre de 2013 con un capital de 10 mil dólares. Su acta constitutiva, cuya copia obtuvo Proceso, establece sus fines y objetivos, los cuales abarcan cualquier negocio imaginable.

Según el documento, la empresa se dedica a llevar a cabo el negocio del financiamiento e inversiones “en todas sus ramas”, a gestionar la distribución de “cualquier producto o mercancía” –como materias primas, bienes y productos “de cualquier naturaleza”–, así como a “cualquier clase de tráfico internacional de lícito comercio”, “celebrar contratos de toda clase, para cualquier fin lícito”, “continuar su existencia en otro país” y “llevar a cabo en general cualesquiera otros negocios lícitos”.

En México, Rodrigo de Santiago Padilla, de 30 años de edad, representa a D’Orleans, Bourbon & Associates y a sus clientes; entre ellos a los familiares de Hinojosa Cantú.

Sin embargo, el despacho no se encuentra registrado como tal en el país. Opera a través de otra empresa mexicana, Finalmex, SA de CV, SOFOM, ENR –cuyo nombre comercial es Facifin–, instalado en el séptimo piso de una torre corporativa ubicada en el número 12 de la Avenida Patriotismo, en la Colonia Hipódromo Condesa.La sede D’Orleans, Bourbon & Associates en la CDMX. Foto: Google Maps y Jorge Carrasco

El pasado miércoles 9 de marzo, Proceso y la organización periodística estadounidense Mc Clatchy visitó el despacho en búsqueda del asesor. Su secretaria, nerviosa ante las preguntas de los periodistas, aseveró que éste no se encontraba. En la puerta de vidrio del despacho lucen los escudos de D’Orleans, Bourbon & Associates –un grifón sentado– y de Facifin. La oficina es pequeña: consiste en dos salas de juntas con amplias ventanas que ofrecen un panorama sobre la ciudad. Los relojes colgados a las paredes de la sala de espera indican la hora en Londres, Singapur y Nueva York.

Finalmex se encuentra registrada en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio del Distrito Federal con el número de folio mercantil 465589. De acuerdo con el documento, cuya copia obtuvo Proceso, la empresa fue constituida el 5 de diciembre de 2011 por el fiscalista Sinuhé Reyes Sánchez, quien aparece también como administrador único.

El 25 de marzo de 2015, la empresa llevó a cabo una asamblea general extraordinaria en la que realizó cambios en su estructura: a partir de esa fecha, Rodrigo de Santiago Padilla y Filipe Miguel Fernandes de Matos fueron nombrados como respectivos secretario y consejero de la empresa. En los documentos internos de Mossack Fonseca, ambos se presentan como asesores de D’Orleans, Bourbon & Associates.La incorporación de Fernandes y De Santiago a Finalmex. Foto: Procesofoto

Sinuhé Reyes Sánchez es profesor de derecho fiscal y administrativo en la UNAM, la Universidad Panamericana y la Barra Nacional de Abogados –de la que es también abogado general–. Además, es director de la firma “Reyes y Asociados Fiscalistas, S.C.”, donde ofrece servicios de asesoría fiscal y administrativa.

 

En dos cartas de recomendación, fechadas el 25 de marzo de 2015 y apostilladas por Reyes & Abogados Fiscalistas S.C., Reyes Sánchez aseveró que Dora Patricia Moreno Cantú y María Teresa Cubria Cavazos han sido clientes de su despacho desde 2013 y que ambas “han manejado siempre sus negocios de manera satisfactoria”. Asimismo, Reyes Sánchez certificó la autenticidad de los documentos de la familia de Hinojosa Cantú que fueron utilizados para armar las estructuras.

Fernandes envió otras dos cartas de recomendación de la madre y la suegra de Hinojosa Cantú, fechadas el 15 de marzo de 2015 por XRV Management, un despacho de asesores de inversiones asentado en las Islas Caimán.

Según los documentos internos, Fernandes opera desde Miami. En un correo electrónico, fechado el pasado 10 de julio, afirmó que el despacho trabaja con Hinojosa Cantú desde hace más de cuatro años, y en el verano pasado tuvo la oportunidad de “tomar parte importante de su planeamiento patrimonial”. En un primer tiempo, Fernandes trató de armar las estructuras con Overseas Management Limited (OMC), un despacho rival de Mossack Fonseca, pero por alguna razón el proceso se alargó y Fernandes “se molestó”.

Por ello buscó al despacho panameño de último momento, con toda la documentación lista e insistió en la emergencia de concluir la operación, pues no podía perder a un cliente tan importante como Hinojosa Cantú.

“Estamos bajo mucha presión para tener todo listo a la brevedad ya que es una oportunidad única para agregar este cliente a nuestro porfolio, el cual es muy importante no solo desde el punto de vista de negocio (…) pero también del punto de vista estratégico, que este señor conoce a muchos UHNWI en México”, planteó Fernandes en un correo.

En la jerga financiera, se bautiza UHNWI –el acrónimo inglés de Individuo de Fortuna Neta Ultra Elevada– a una persona cuyos activos líquidos rebasan los 30 millones de dólares, sin incluir los bienes personales, la residencia principal ni las piezas de colección.

Junto con el correo que envió ese día, Fernandes proporcionó dos cartas de recomendación a favor de Hinojosa Cantú, emitidas por los bancos J.P. Morgan y Morgan Stanley; un documento “conoce-tu-cliente” elaborado por su despacho –en el cual enumeró las empresas del tamaulipeco y los contratos más relevantes que obtuvieron en el Estado de México y a nivel federal–; comprobantes de domicilio del empresario –en unpenthouse exclusivo que domina el club de golf de Santa Fe–, de su esposa y de su madre; así como presentaciones básicas de las estructuras propuestas.La carta de recomendación emitida por el banco J.P. Morgan.

Según ese documento, además de las seis compañías conocidas del Grupo Higa en México –Eolo, Constructora Teya, Mezcla Asfáltica de Calidad, Impresión Publicitaria, Bienes Raíces H&IG e IGSA– es dueño de Consorcio IGSA Medical del Perú, que tiene la exclusividad para tratar a pacientes renales en 8 provincias de ese país por 30 años. Respecto a los principales contratos, refiere las obras del Estado de México.

En la copia del pasaporte de Hinojosa Cantú sólo aparece la primera hoja, porque “el cliente no quiere detallar todos los países que visitó y las fechas por temas de confidencialidad”, subrayó Fernandes posteriormente.

Proceso envió cuestionarios a Reyes Sánchez y Fernandes y dejó varios recados a Santiago de Padilla. Hasta el pasado viernes, ninguno de los tres había respondido. También buscó al departamento de Comunicación del Grupo Higa, sin obtener respuesta.

Junto con el grupo de prensa estadunidense McClatchy –el cual edita entre otros el Miami Herald–, Proceso preguntó a la Presidencia de la República cuál era el estado actual de la relación personal y profesional entre Peña Nieto e Hinojosa Cantú.

Paulo Carreño King, responsable de la Marca País y Medios Internacionales de Los Pinos, respondió que “como lo ha dicho el mismo Presidente de la República en varias ocasiones,  ‘El presidente de México no tiene amigos; el único compromiso personal que tiene es con México y los mexicanos y está dedicado a la tarea de servir a México de tiempo completo’”.

El titular de la oficina, que Peña Nieto creó por decreto el 30 de abril de 2015 para mejorar la imagen de su gobierno mexicano al internacional, aseveró que “en la Presidencia no tenemos la base de datos de la relación contractual de los prestadores de servicios y contratistas del Estado de México y/o la Secretaría de Comunicaciones y Transportes”.

 

Tras aseverar que el asunto de Hinojosa Cantú era “ya un poco añejo”, Carreño King remitió a la investigación que realizó la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre el caso.

Maquinaria global

Al recibir el primer correo electrónico, el 1 de julio, la maquinaria global de Mossack Fonseca arrancó; y durante los siguientes quince días el caso de Hinojosa Cantú no dejó de dar vueltas al mundo, atravesando los husos horarios de Miami, Panamá, Nueva Zelanda y Londres para cumplir con los tiempos del cliente en México.

El 10 de julio, Mossack Fonseca le dio luz verde a Fernandes para iniciar la operación y, apenas diez días después, los despachos habían armado las tres estructuras: Huanca Invesments LLP, Khuno Investments LLP y Huiracocha Invesments LLP, tres sociedades de responsabilidad limitada (LLP, por sus siglas en inglés) que el despacho panameño incorporó los 16 y 20 de julio pasados en Cardiff, Gales.

El domicilio de las tres sociedades está registrado en una oficina de Mossack Fonseca en la pequeña ciudad de Hitchin, ubicada a unos 60 kilómetros de Londres en la campiña inglesa.

Sus “socios” respectivos son tres fundaciones holandesas –Stichting Huanca Management, Stichting Khuno Management y Stichting Huiracocha Management–, las cuales poseen el 0.001% de las sociedades británicas; y tres fideicomisos neozelandeses –Huanca Trust, Khuno Trust y Huiracocha Trust–, que tienen el 99.999% restantes.Una de las estructuras patrimoniales de Hinojosa Cantú.

Mossack Fonseca incorporó los tres fideicomisos neozelandeses a través de Orion Trust (New Zealand) Limited, su fiduciario en Nueva Zelanda. Dora Patricia Cantú Moreno es fideicomitente de Huanca Trust y Khuno Trust; y María Teresa Cubría Cavazos lo es de Huiracocha Trust.

El despacho de consultores Bentleys, en Auckland, opera Orion Trust (New Zealand) Limited. Sus tres directores actuales son Giselle Yajaira Ocampo Fonseca, Rey Franklin Taylor King –ambos de nacionalidad panameña y empleados de Mossack Fonseca– y Roger John Thomson, co-fundador de Bentleys.

Según las actas notariales holandesas, las tres fundaciones fueron constituidas el 17 de abril de 2015 por la empresa SPDF Management BV, cuyas oficinas se encuentran en Schiphol-Rijk, un parque industrial ubicado en la periferia de Ámsterdam.

Así, fueron los representantes de las fundaciones holandesas y los empleados de Mossack Fonseca en el fideicomiso neozelandés quienes firmaron los documentos de incorporación de las sociedades LLP. Gracias a ello, el nombre de Hinojosa Cantú no aparece en los registros públicos de las sociedades, aunque éstas controlan millones de dólares de su fortuna personal.Las sedes de las fundaciones holandesas, los trust neozelandeses y las empresas británicas. Fotos: Google Maps

Regalo a sí mismo

En un primer momento, el 10 de julio, Fernandes pidió a Mossack Fonseca que incorporara solamente los fideicomisos Huanca Trust y Khuno Trust. Ambos tienen como fideicomitente a Dora Patricia Moreno Cantú, pero Hinojosa Cantú aparece como su “beneficiario final”. María Teresa García Cubria –su esposa– es la segunda beneficiaria y las dos hijas de la pareja (María Fernanda y María Teresa Hinojosa García) son las terceras beneficiarias.

Para cumplir con las normas internacionales de lucha contra el lavado de dinero y otras acciones ilícitas, los despachos y otros actores del sistema offshore deben cumplir con la “debida diligencia”, la cual consiste en conocer la identidad y la actividad de sus clientes, el origen de los fondos y las acciones que realizarán las estructuras que incorporan.Los pasaportes de la esposa y la madre de Hinojosa Cantú. Fotos: Especial

En el cuestionario de “debida diligencia” de los fideicomisos, el fiduciario neozelandés indicó como origen de los fondos: “Regalo del hijo Juan Armando Hinojosa Cantú”. En otras palabras, el empresario “regaló” millones de dólares de activos financieros a su mamá y los recuperó posteriormente a través del fideicomiso. El pasado 30 de septiembre, Fernandes afirmó que estos fondos “son ahorros provenientes de varios negocios que tienen y son compañías patrimoniales”.

De acuerdo con el cuestionario, los fideicomisos tienen tres objetivos: “protección de bienes”, “planeación de sucesión familiar”, así como “confidencialidad y privacidad”.

 

En el documento, se planteó que “cada fideicomiso tendrá propiedad de 99.99% de una LLP en Gran Bretaña. Después de su incorporación, la LLP recibirá fondos adicionales para liquidar, actualmente retenidos en compañías en las Islas Vírgenes Británicas y Nevis que han sido donadas a la fideicomitente”.

Asimismo, el documento anticipó que “el administrador de bienes invertirá en un portfolio de distintos instrumentos financieros con un retorno esperado de aproximadamente 5%”. Partiendo de los 100 millones de dólares que evocó Fernandes en su primer correo, los fideicomisos generarían una ganancia total de cinco millones de dólares cada año.Extracto del cuestionario de debida diligencia.

El pasado 15 de julio, las primeras dos estructuras todavía no estaban terminadas cuando Fernandes envió otro correo a los agentes de Mossack Fonseca. Ahí señaló su intención de “continuar con el proceso de restructuración de las entidades patrimoniales de este cliente”, a través de la incorporación de una tercera estructura, llamada Huiracocha.

Los despachos utilizaron el mismo esquema, pero en lugar de Moreno Cantú, colocaron a María Teresa Cubria Cavazos como fideicomitente de Huiracocha Trust, y cambiaron la orden de los beneficiarios: María Teresa García Cubría quedó como beneficiaria principal e Hinojosa Cantú en segundo lugar. Asimismo, en el apartado sobre el origen del dinero, quedó: “regalo de la hija María Teresa García Cubría”.

El 30 de septiembre, Fernandes informó a Mossack Fonseca que los tres fideicomisos invertirían “más o menos 50 millones de dólares” y, el 2 de diciembre siguiente, planteó que tenía dos nuevos fideicomisos “pendientes” por armar después de los primeros pagos.

Según las facturas proporcionadas, el despacho panameño cobró 9 mil 720 dólares a D’Orleans, Bourbon & Associates para la incorporación de los fideicomisos.

Las cláusulas de Mossack Fonseca definen como “Persona Políticamente Expuesta” (PEP, por sus siglas en inglés) a los jefes de Estado, ministros, políticos de alto rango, jueces, embajadores, gobernadores de bancos centrales, altos mandos del ejército o personas relacionadas con empresas paraestatales, así como sus familiares. Un PEP requiere una investigación más profunda sobre el origen de su dinero y un monitoreo de las actividades de sus instrumentos financieros.

Pero también consideran como PEP a cualquier persona que, “de acuerdo con la información pública o de fácil acceso”, tiene “cualquier relación cercana” con las personas mencionadas anteriormente.

Menos de un año previo al establecimiento de los fideicomisos estallaron los escándalos de la Casa Blanca y de la residencia de Malinalco, los cuales generaron numerosos reportajes yartículos periodísticos en la prensa nacional e internacional sobre los vínculos de amistad entre Hinojosa Cantú y Enrique Peña Nieto. Aun así, en los documentos se afirma que ninguno de los beneficiarios entra en la categoría de PEP, por lo que siguió con el plan de ayudar a Hinojosa Cantú a movilizar millones de dólares.La definición de "PEP" según Mossack Fonseca.

La definición de “PEP” según Mossack Fonseca.

Mexican Mafia, La eMe – Pandillas-LA,California

 

Mexican Mafia, La eMe - Tatuajes de Pandillas

 

La Mexican Mafia, tambien conocida como La eMe es una organizacion criminal americana, y es una de las pandillas mas antiguas y poderosas de prision en los Estados Unidos.

Historia de la Mexican Mafia

La Mexican Mafia o La eMe, fue creada a finales de los 50’s por los miembros de las pandillas callejeras de los Chicanos encarcelados en la Deuel Vocational Institution, trece en un principio liderados por Luis Flores, una prision estatal de Tracy, California.

La fundacion de la Pandilla empezo con trece Chicanos de East Los Angeles, muchos de los cuales fueron miembros de la Pandilla Maravilla. Estos trece prisioneros que hicieron los trabajos preliminares para laPandilla se referian hacia ellos como Mexikanemi, lo que se traduce del Nahuatl como “Aquel que camina con Dios en su corazon.” El miembro inicial de la fundacion de la Pandilla Mexican Mafia fue Luis “Huero Buff” Flores, quien previamente fue miembro de la Pandilla Hawaiian Gardens.

 

Mientras que la Mexican Mafia fue fundada en parte para reverenciar la herencia Maya y Azteca, su primer meta era proteger a sus miembros de los demas presidiarios y de los oficiales de la correccional. Deuel Vocational Institution era considerada como un centro de educacion por los convictos, donde desarrollaban sus habilidades para pelear, vender drogas y crear armas.

Luis Flores inicialmente recluto miembros violentos en su Pandilla, en un intento de crear una organizacion que sea altamente temida y controle las actividades del mercado negro de la prision. En respuesta al incremento de la violencia, el California Department of Corrections transfirio a algunos miembros de laPandilla Mexican Mafia a otras prisiones, incluyendo San Quentin Prison. Esta accion inadvertidamente ayudo a la Mexican Mafia para reclutar nuevos miembros en ambas prisiones y en correcionales de menores en California.

A finales de los ’60s, los convictos Chicanos de las prisiones de California emepzaron a formar un grupo rival a la Pandilla Mexican Mafia, conocido como Nuestra Familia. La membrecia era a menudo determinada de acuerdo a la ubicacion de sus residencias. Los del sur de Bakersfield son los Sureños (Mexican Mafia) y los del norte de Bakersfield, Norteños (Nuestra Familia).

Se precibio un nivel de abuso por parte de los miembros de la Mexican Mafia hacia los Latinos de las zonas rurales encarcelados de Northern California. La chispa que encendio la guerra entre Nuestra Familia y laMexican Mafia incluyo una situacion en la que un miembro de La Eme le robo un par de zapatos a un noterño. Este evento puso en curso la guerra entre Pandillas mas extensa del estado de California.

 

Quiénes son los que manejan la “Eme”, la Mafia Mexicana

Los “carnales” de “La EME” suelen cargar la insignia de una mano con la “M” gravada sobre ella.

 

Es uno de muchos grupos en prisión que está demostrando sus poderes, tanto en las cárceles como en las calles”. Así describió el FBI a la Mafia Mexicana cuando espió todos sus movimientos en el reclusorio de San Quentin, en el norte de California, a principios de la década de 1970.

Para ese entonces, la “Eme” ya tenía casi dos décadas reclutando a los reos hispanos más violentos y luchando a muerte por reputación y el dominio de las actividades ilícitas en los penales de California.

Poco después el grupo logró lo que temía el FBI: ser una amenaza que no podían contener las rejas.

Ya en 2005, la agencia federal reportó que los tentáculos de la Mafia Mexicana se habían extendido a México y Canadá, pero que podrían llegar a Centroamérica, por su alianza con la Mara Salvatrucha, y hasta Sudamérica, Oceanía, Europa y Medio Oriente, por sus nexos con la banda de la Calle 18.

En California, son los apenas 200 miembros de la “Eme” quienes ordenan los asesinatos, secuestros, contrabando de narcóticos, robo y otros delitos, a nombre de los cárteles mexicanos de la droga. Aquí ofrecen su servicio al cartel de Tijuana; en Texas, la “Mexikanemi” asiste a Los Zetas.

Casi toda la ‘Eme’ está en prisión, bajo llave 23 horas del día, no pueden mandar cartas, ni llamar por teléfono, siempre los están investigando, pero ellos tienen muchos ‘camaradas’ que no están bajo la

lupa y ellos les hacen mucho trabajo”, explica Gabriel Morales, fundador de la Asociación Internacional de Investigadores de Pandillas Latinas (ILGIA).

Recién encarcelado, luego de ser extraditado de México en 2007, José Alberto Márquez, alias “Bat”, uno de los líderes de esa organización criminal, usó un teléfono celular para orquestar la distribución de metanfetaminas en San Diego con la ayuda de sus asociados afuera del reclusorio.

Sus órdenes se acataron al pie de la letra.

Un comunicado del FBI expone las razones: “testigos declararon que aunque Márquez estaba bajo custodia fue capaz de que la gente en el exterior siguiera sus instrucciones por la reputación de la Mafia Mexicana de cometer actos violentos contra aquellos que desobedecen”.

A finales de 2011, Márquez fue sentenciado a cadena perpetua.

Ese mismo año, las autoridades asestaron otro golpe a la banda, deteniendo a decenas de “soldados” de la “Eme” en el condado de Orange y presentando cargos contra dos de sus dirigentes, ambos tras las rejas, Peter Ojeda y Armando Moreno, quienes desde 2009 se disputaban el control de las pandillas de esa región ordenando a sus subordinados asesinar a los aliados del otro.

Este pleito a muerte supone una falta al segundo mandamiento de la organización: “comparte propiedades, drogas y ganancias con tus ‘carnales’”. Pero acata su tercera regla: “Nunca muestres debilidad o cobardía en la batalla”.

información -Agencias